DECRETO 77/2012, de 30 de agosto, que modifica los Decretos 135/2009, de 20 de octubre, por el que se regulan las actuaciones del Plan de Vivienda de Canarias para el período 2009-2012; 138/2007, de 24 de mayo, por el que se establece el régimen de adjudicación de las viviendas protegidas de promoción pública de titularidad del Instituto Canario de la Vivienda; 221/2000, de 4 de diciembre, por el que se regula la ayuda a los alquileres de las viviendas de protección oficial adjudicadas conforme al Decreto 194/1994, de 30 de septiembre, y 114/1999, de 25 de mayo, por el que se fijan las condiciones de venta y se establece la subvención para la adquisición de las viviendas de titularidad de la Comunidad Autónoma de Canarias, acogidas a los Planes Canarios de Vivienda I y II, que fueron adjudicadas en régimen de alquiler.

Sección:I. DISPOSICIONES GENERALES
Emisor:Consejería de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda
Rango de Ley:Decreto
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

La Comunidad Autónoma de Canarias ostenta competencias exclusivas en materia de vivienda, de acuerdo con el artículo 30.15 del Estatuto de Autonomía de Canarias. En ejercicio de esas competencias se ha dictado la Ley 2/2003, de 30 de enero, de Vivienda de Canarias, cuyo artículo 73 regula el Plan de Vivienda como el instrumento de ordenación, programación y coordinación de la actividad de fomento de vivienda y suelo que realizan las Administraciones Públicas competentes con el fin de atender las necesidades de vivienda existentes en Canarias y hacer efectivo el derecho a una vivienda digna y adecuada.

Así, el Gobierno de Canarias aprobó el Decreto 135/2009, de 20 de octubre, por el que se regulan las actuaciones del Plan de Vivienda de Canarias para el período 2009-2012 (BOC nº 214, de 2.11.09).

El citado Decreto aborda la regulación de las actuaciones susceptibles de protección pública, el procedimiento para su declaración, las medidas de financiación previstas para cada una de ellas, los requisitos y condiciones para resultar beneficiarios de las mismas y el procedimiento para su reconocimiento, integrando, como se reconoce en el apartado 2 del artículo 1, tanto las actuaciones propias de la Comunidad Autónoma de Canarias financiadas exclusivamente con cargo a sus presupuestos, como las actuaciones que, previstas en el Real Decreto 2066/2008, de 12 de diciembre, por el que se regula el Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012, se incluyan en el correspondiente convenio de colaboración, formalizado con el Ministerio de Fomento.

La presente modificación, que viene impulsada primordialmente, por la actual crisis económica y los recortes presupuestarios, pretende adaptar la normativa reguladora de las ayudas que otorga el Gobierno de Canarias en materia de vivienda, a las circunstancias sociales y económicas que con tanta rapidez han ido cambiando en los últimos tiempos. Por lo que a la competencia que desarrolla la Consejería de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda se refiere, se debe mencionar, entre otras cuestiones, a la continua y progresiva caída del precio de la vivienda libre, las restricciones financieras imperantes en el sector bancario, la bajada del precio del suelo, el avance de los planeamientos generales municipales a la adaptación del marco legislativo aplicable, la problemática del sector de la construcción y promoción inmobiliaria, entre la que se cuenta, de modo especial, la situación del stock de vivienda libre no vendida, etc.

Es por ello que se hace necesaria una reestructuración y reorientación en las políticas de vivienda, tanto en el destino de los recursos económicos, como en las diversas líneas del Plan de Vivienda, estableciendo como objetivo prioritario la rehabilitación y reposición de viviendas, la movilización del parque de viviendas desocupadas, con la finalidad principal de mejorar la calidad de vida de sus habitantes y coadyuvar al crecimiento sostenible, adaptándolas a la normativa técnica sectorial aplicable.

De esta manera, se consigue un crecimiento sostenible del territorio canario, evitándose el consumo de suelo y, por otra parte, se debe apostar, en el momento actual, por impulsar la generación de actividad económica en los subsectores de la construcción más idóneos actualmente para generar empleo, especialmente la rehabilitación y la reforma.

Estas medidas directas se deben encaminar, junto a las medidas fiscales vigentes y de reciente aprobación por el Parlamento de Canarias en la Ley 11/2011, de 28 de diciembre, de medidas fiscales para el fomento de la venta y rehabilitación de viviendas y otras medidas tributarias, a una reordenación de los efectivos económicos, priorizando aquellas líneas del Plan de Vivienda que favorezcan, realmente en la práctica, a las familias con menores ingresos de las islas. Así, con la modificación de esta normativa que rige en materia de vivienda, se pretende priorizar el acceso a la vivienda de las familias con menores rentas de Canarias, y a aquellos colectivos declarados como preferentes, sectores estos que están sufriendo más duramente las consecuencias de la crisis actual. También se continuará fomentando el alquiler de viviendas por parte de los jóvenes canarios.

Por otra parte, se prorrogan diversas medidas coyunturales adoptadas en la anterior modificación del Decreto 135/2009, de 20 de octubre, operada por el Decreto 87/2011, de 15 de abril, con el objetivo, entre otros, de favorecer la salida al stock de vivienda existente, facilitando el acceso a las mismas a las familias con más necesidades.

También se ha entendido conveniente que esta modificación del Decreto 135/2009, de 20 de octubre, sirve para mejorar aspectos de normativa sectorial aplicable. Así, se introducen modificaciones en el Decreto 138/2007, de 24 de mayo, algunas derivadas de carencias detectadas en su aplicación. Por último, se modifica el Decreto 221/2000, de 4 de diciembre, con el objetivo de clarificar aspectos que podían suscitar dudas en la interpretación del mismo, así como para que, aquellos adjudicatarios de viviendas que no hayan gozado de la ayuda prevista en el referido Decreto puedan solicitarla con la apertura de un nuevo plazo.

Por último, se modifican aspectos puntuales de los Decretos 138/2007, de 24 de mayo, 221/2000, de 4 de diciembre, y 114/1999, de 25 de mayo, para adaptar determinados extremos normativos a las circunstancias actuales de necesidad de simplificación de la gestión administrativa y coyuntura económica.

En su virtud, de acuerdo con el dictamen del Consejo Consultivo de Canarias, a propuesta de la Consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda y previa deliberación del Gobierno en sesión celebrada el día 30 de agosto de 2012,

D I S P O N G O:

Artículo 1 Modificación del Decreto 135/2009, de 20 de octubre, por el que se regulan las actuaciones del Plan de Vivienda de Canarias para el período 2009-2012.

Uno.- El punto 1, letra B.b) del artículo 3 queda redactado de la siguiente manera:

b) Subvenciones en sus diferentes modalidades financiadas, según los casos, con cargo a los presupuestos autonómicos y estatales.

Las subvenciones previstas para financiar el Plan de Vivienda se regirán, además de por lo dispuesto en este Decreto, por lo previsto en la Ley 11/2006, de 11 de diciembre, de la Hacienda Pública Canaria, el Decreto 36/2009, de 31 de marzo, por el que se establece el régimen general de subvenciones de la Comunidad Autónoma de Canarias, así como por los preceptos de la legislación básica sobre subvenciones y sus disposiciones de desarrollo en lo que resulten de aplicación.

A los efectos de lo previsto en el artículo 6 del Decreto 36/2009, de 31 de marzo, y en el artículo 8 de la Ley 38/2003, de 17 de noviembre, o normas que los sustituyan, el Plan de Vivienda de Canarias tendrá la consideración de plan estratégico de subvenciones y serán otorgadas por el procedimiento de concurrencia competitiva previsto en el artículo 23 de la Ley General de Subvenciones y artículos 14 y siguientes del Decreto 36/2009, de 31 de marzo, que establece el régimen general de subvenciones de la Comunidad Autónoma de Canarias, las actuaciones relativas al apoyo económico a los inquilinos y la ayuda al alquiler destinada a jóvenes canarios, de acuerdo con los presupuestos de gastos de cada ejercicio, constituyendo este decreto, junto con las bases de la convocatoria, la norma reguladora de las mismas. El resto de ayudas se otorgarán, de acuerdo con los artículos 22.2 y 28 de la Ley 38/2003, de 17 de noviembre, General de Subvenciones, mediante...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA